Noticias

tania sanchez portos

¿Qué es la fisioterapia deportiva? ¿Te vendrá bien?

Fisioterapia Deportiva

La profesión de fisioterapeuta, y los tratamientos que realiza, es cada vez más conocida en nuestra sociedad y tiene mayor demanda por los usuarios, pero seguro que hay muchas preguntas que te haces sobre ella: ¿hasta dónde llega la fisioterapia?, ¿en qué casos puede ser útil?, ¿es adecuada para mi problema?

Para responder a estas preguntas debemos remitirnos a la propia definición de fisioterapia, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es “El arte y la ciencia del tratamiento por medio del ejercicio terapéutico, calor, frío, luz, agua, masaje y electricidad. Además, la Fisioterapia incluye la ejecución de pruebas eléctricas y manuales para determinar el valor de la afectación y fuerza muscular, pruebas para determinar las capacidades funcionales, la amplitud del movimiento articular y medidas de la capacidad vital, así como ayudas diagnósticas para el control de la evolución“.

En resumen, la fisioterapia consiste en un conjunto de procedimientos y técnicas cuyo objetivo es diagnosticar, prevenir, curar y/o estabilizar las alteraciones en la función de nuestro cuerpo, usando para ello medios físicos de actuación sobre el cuerpo.

Por tanto, la fisioterapia tiene una gran cantidad de campos de actuación dentro del ámbito de la salud que, en un principio, pueden pasar desapercibidos. Algunos de éstos son:

  • Fisioterapia respiratoria.
  • Fisioterapia neurológica.
  • Fisioterapia obstétrica y ginecológica.
  • Fisioterapia en reumatología.
  • Fisioterapia en geriatría.
  • Fisioterapia en balneario e hidroterapia.
  • Fisioterapia en oncología.

En este artículo nos centraremos en la fisioterapia deportiva, uno de los campos de actuación que están más en auge hoy en día, debido a la creciente cultura de mantener un estilo de vida saludable y activo.

Las funciones del fisioterapeuta del deporte son varias:

  1. Prevención de lesiones: el fisioterapeuta debe conocer las características del deporte practicado y, de esta forma, elaborar un programa de ejercicios y técnicas mediante el cual el deportista podrá adaptar su cuerpo evitando futuras lesiones.
  2. Tratamiento de lesiones: dado que es posible sufrir lesiones aún cuando se ha realizado un tratamiento de prevención, el fisioterapeuta también tendrá conocimientos acerca de las lesiones más frecuentes en el deporte practicado y realizará un protocolo adecuado para curar la lesión una vez que ésta se haya producido.
  3. Readaptación de la lesión al deporte: esta es, quizá, la parte más importante, puesto que una vez curada la lesión, se debe reeducar el gesto deportivo que ha causado dicha lesión, para evitar que ésta vuelva a producirse. Además, el deportista debe regresar al entrenamiento en las mejores condiciones físicas y psicológicas posibles.
  4. Trabajo coordinado: el fisioterapeuta no debe trabajar aislado, sino que permanecerá en contacto, en la medida de lo posible, con el médico y con el entrenador que se encargue de preparar a la persona para la actividad deportiva.

Por todo ello, es muy importante ponerse en manos de profesionales que sabrán optimizar los recursos para que la recuperación sea lo más rápida posible, o puede que ésta no llegue a producirse.

¿Qué lesiones deportivas se pueden curar con fisioterapia?

La lista de lesiones deportivas es muy amplia y, según el deporte practicado, serán más frecuentes unas que otras. Algunas de las más destacadas en este campo son: esguinces, contracturas, roturas de fibras, tendinitis (inflamación del tendón), tendinosis (degeneración del tendón)…

¿Qué métodos emplea la fisioterapia deportiva?

En función de la lesión y de la persona, las técnicas empleadas serán diferentes. Los procedimientos más habituales son: calor, crioterapia (aplicación de frío o masaje con hielo), electroterapia (corrientes, ultrasonido, láser…), masaje terapéutico, estiramientos, cinesiterapia (aplicación de movimiento de forma pasiva o activa en las articulaciones), ganchos, vendaje neuromuscular, ejercicios de propiocepción (muy útiles para prevenir futuras lesiones)… Un conjunto de técnicas que conseguirán una recuperación adecuada y al ritmo más rápido en cada caso.

¿Cómo sé si debo ir o no al fisioterapeuta? ¿Es adecuado para mí?

Tanto si has empezado a practicar deporte hace poco, como si llevas años haciéndolo, todos corremos el riesgo de sufrir lesiones con la práctica deportiva. Como ya hemos dicho, la prevención es fundamental.

Además, si la lesión ya se ha producido, el fisioterapeuta (previo diagnóstico médico) es el mejor profesional al que acudir para volver a la actividad física en las mismas condiciones de antes de la lesión.

Seguro que podremos ayudarte. ¡Pide cita!

Paula López Carballeira

Hernia discal, protusión discal y fisura. Vigila la salud de tu espalda.

¿Qué es una hernia discal? ¿Qué es una protusión discal? ¿Y una fisura? ¿Qué síntomas tienen? ¿Cuál es el tratamiento? ¿Qué puedo hacer para mejorar el dolor?

Nuestra columna vertebral está formada por 33 vértebras: 7 vértebras cervicales (C1-C7), 12 vértebras torácicas o dorsales (T1-T12),  5 vértebras lumbares (L1 – L5), 5 vértebras sacras (S1 – S5, habitualmente soldadas), 4 vértebras coxígeas (soldadas e inconstantes). Existen 4 curvas fisiológicas que le otorgan resistencia y elasticidad a nuestra columna: lordosis cervical, cifosis dorsal, lordosis lumbar y cifosis sacra.

Esqueleto

Una mala higiene postural a la hora de trabajar, o traumatismos, pueden modificar estas curvas produciendo patologías o dolor de espalda. Es frecuente encontrarse con una rectificación de la lordosis cervical, un dorso plano o una hiperlordosis lumbar. Por ello es fundamental tener una buena reeducación postural.

Entre las vértebras cervicales, dorsales y lumbares existen unos discos intervertebrales que funcionan como “amortiguador”. Estos discos están formados por un núcleo pulposo que está cubierto por un anillo fibroso, el cual, tiene como función mantener el núcleo en su sitio.

Los discos intervertebrales soportan mucho peso. Con los años el núcleo pulposo va perdiendo altura, se va desgastando, lo que va produciendo una disminución entre el espacio intervertebral. Esto es conocido como artrosis. No es una enfermedad en sí, sino un proceso de desgaste que ocurre tanto en personas sanas como con patologías.

El envejecimiento, las actividades repetitivas, coger pesos con una mala higiene postural pueden producir una degeneración del disco intervertebral.  Estas degeneraciones se pueden clasificar de la siguiente forma:

  • Fisura discal: Es una pequeña rotura del anillo fibroso, no existe afectación neurológica.
  • Protusión discal: Deformación del anillo fibroso, sin que se produzca una rotura, por un abombamiento del disco. Existe afectación neurológica, el dolor de espalda y la afectación del recorrido de algún nervio (cervicobraquialgia , lumbrocruralgia, lumbociatalgia…) son los primeros síntomas.
  • Hernia discal: Salida del núcleo pulposo, generalmente hacia el canal medular, debido a una rotura del anillo fibroso. Afectación neurológica importante, dependiendo de la orientación y el tamaño de la hernia el tratamiento sería distinto.

Fisura Protusión Hernia

 

Lo primero que debemos hacer ante la menor duda de que padezcamos alguna de estas patologías es acudir a nuestro médico para que realice las pruebas diagnósticas pertinentes, y a raíz de los resultados, nos ofrezca el mejor tratamiento.

Síntomas de una hernia: Calambres, hormigueos, entumecimiento, pérdida de sensibilidad, pérdida de fuerza,  dolor, pérdida de reflejos,  postura antiálgica…

Tratamiento conservador.

El tratamiento pautado por el fisioterapeuta puede incluir cualquiera de estas técnicas:

  • Estiramientos.
  • Potenciación muscular selectiva: consiste en el entrenamiento aislado de músculos debilitados o atrofiados.
  • Masoterapia: ayudan a liberar la tensión muscular.
  • Fibrolisis diacutánea: rompiendo adherencias y fibrosis entre los músculos, tendones, ligamentos y las envolturas que los envuelven.
  • Punción seca: aliviará el dolor que produzcan los puntos gatillo o las contracturas.
  • Terapia Manipulativa: debe ser aplicada por un fisioterapeuta osteópata.
  • Termoterapia: el calor puede ayudarnos a relajar la musculatura. Si existe un dolor muy localizado con inflamación, lo ideal sería ponerle frío.
  • Reeducación postural.
  • Neurodinamia: liberando los atrapamientos que pueden sufrir a lo largo del  recorrido del nervio.
  • Electroterapia y aparatología: ultrasonido, láser, corrientes interferenciales…

Consejos para tu día a día:

  • Evitar posturas prolongadas.
  • Evitar coger pesos, mantener una buena hidratación, descansar de forma correcta y una buena alimentación son consejos que también pueden ayudar.
  • Lo más importante es mantener una buena actividad física. Hace años se creía que el ejercicio podría ser perjudicial para las hernias discales pero en la actualidad, siempre y cuando el traumatólogo lo permita, se sabe que una buena forma física previene el dolor  y ayuda a prevenir el dolor crónico.

Tratamiento quirúrgico.

En casos que el tratamiento conservador no funcione o que exista una gran afectación neurológica, puede ser necesario un tratamiento quirúrgico siempre y cuando el neurocirujano lo crea oportuno.

Termaria

Fisioterapia acuática

Fisioterapia Acuatica

“La fisioterapia es la ciencia  y el arte del tratamiento físico, es decir, el conjunto de técnicas que mediante la aplicación de agentes físicos curan, previenen, recuperan y readaptan a los pacientes susceptibles de recibir tratamiento físico”.

Uno de estos agentes físicos es el agua. Su empleo es tan antiguo como el hombre, tanto de forma higiénica como terapéutica.

Leer más

Estefania Regueiro

Voy a ser mamá… ¿Qué tratamientos puedo hacer?

Tratamiento Embarazo

A menudo el estar embarazada hace que la gente  piense que no pueden  hacerse ningún tratamiento, ¡todo lo contrario! Siempre que el embarazo se lleve de una forma normal y sin complicaciones podréis utilizar los consejillos que os voy a proponer para que llevéis la dulce espera de la mejor manera posible y, ante cualquier duda, sobre posibles tratamientos que queráis hacer la palabra del médico será siempre la que tendremos que tener en cuenta y a la que, tanto la futura mamá como los terapeutas, haremos caso.

Leer más

Silvia Castro

8 medidas contra la celulitis

celulitis

Ahora que llega el buen tiempo es momento de destaparse y de lucir cuerpazo en la ansiada playa y con ella llega nuestra pesadilla, la temida celulitis. ¿Realmente sabemos de qué se trata? La celulitis es el acúmulo de grasa que se presenta en la zona de los muslos y glúteos, principalmente, aunque también puede aparecer en otras zonas como es en el abdomen y en los brazos. Esta grasa hace que la zona afectada adquiera un aspecto poco regular, con “abultamientos” y “hoyos”, pero el problema de la celulitis, no sólo es estético (que a veces parece que es lo único que nos importa), ya que a su vez va a cambiar la calidad de los tejidos grasos de la zona, proporcionando mayor espesor, consistencia y sensibilidad, lo que puede llegar a producir dolor (y, cuando duele, ¡duele mucho!).

Leer más

Silvia Castro

Me siento hinchad@

¿Aún en pleno proceso de recuperación de las Navidades, donde la comida y la bebida son las protagonistas? Seguramente te sientes un poco hinchad@ e incluso incomód@ con esos kilitos que has cogido (las estadísticas dicen que podemos llegar a coger hasta 4 kilos ), pero no te preocupes que con la vuelta a la rutina de comidas y deporte y con un poco de ayuda para desintoxicarnos, en nada… estamos como nuevos e incluso mejor que antes. ¿Pero a qué ayuda nos referimos?

Leer más

Silvia Castro

Ay cómo duele!… será la edad?

Cuando vamos al médico por dolor de espalda o una rodilla… solicita una radiografía y horror! se nos caen un montón de años encima: Tengo artrosis !!?   Lo primero que se nos viene a la cabeza es aquel señor o señora mayor de bastón en mano, paso lento y constante y que muchas veces se tiene que parar para hacer un pequeño descanso para reposar esas articulaciones que tanto le duelen y así poder seguir su camino.

Leer más

Silvia Castro

¿En manos de quién te pones?

¿Quién no conoce la placentera sensación que puede llegar a provocar un buen masaje? Creo que a estas alturas nadie, no? Y si alguien lo desconoce, debe aventurarse de manera inmediata, porque los beneficios del masaje son muchos.  Bien sea por una lesión, por sobrecarga de trabajo o de hacer deporte, por estrés o porque simplemente quieres evadirte un rato del mundo….a todos nos sienta bien un masaje. Pero….¿a dónde vamos y en manos de quién nos ponemos?

Leer más